¿Te gustaría saber qué es el Social Media ROI y cómo calcularlo? En este artículo te hablo de este concepto tan útil y utilizado en distintos ámbitos del mundo empresarial, de cómo medirlo en concreto para campañas de redes sociales, del retorno, de la inversión, de los KPIs y de para qué te puede servir de gran ayuda este número final que tendrás como resultado.

También te puede interesar el post: ¿Que es el ROI en marketing?

¿Qué es y cómo se mide el ROI?

Este concepto viene del inglés “return on investment” y suele encontrarse con las siglas RSI o ROI, pudiéndose traducir como retorno de la inversión. Se utilizar para calcular la utilidad o beneficio obtenido en relación a la inversión realizada dentro de un proyecto u organización, es decir, el rendimiento que una empresa tiene desde un punto de vista financiero.

Y aunque en términos generales se tiende a calcular el rendimiento global de la inversión anual de una empresa, también resulta de gran ayuda ver en concreto el rendimiento de distintas partidas presupuestarias con respecto a los resultados obtenidos de forma directa para valorar su funcionamiento y poder realizar una comparativa con otras partidas. Sin duda, es la mejor forma de poder comparar la efectividad de la estrategia de inversión, pues nos permite comparar el rendimiento de una partida destinada a publicidad en televisión con una partida destinada a publicidad en Facebook Ads, por ejemplo.

El ROI se mide a través de la siguiente fórmula matemática (aunque hay otras variantes) y que también podremos aplicar al Social Media ROI:

ROI = (Retorno – Inversión) x100 / Inversión

¿Qué es el Social Media ROI?

Cuando hablamos de ROI en el ámbito del Social Media necesitamos partir de una clara conceptualización de los objetivos del cliente, y al ser posible, encontrar una relación directa con la venta o obtención de ingresos para que de verdad quede patente los beneficios de nuestras campañas en redes sociales.

El mayor error que se suele cometer y que lleva a grandes mal entendidos con los clientes es que el cliente nos diga que su objetivo es branding, y sin embargo, al finalizar la campaña nos diga: ¡pero no he vendido nada! Por eso resulta fundamental saber fijar bien los términos y objetivos de la campaña, y llegar a un buen acuerdo y entendimiento entre las partes desde el primer momento.

Así, el Social Media ROI podríamos definirlo como el retorno de la inversión realizada en redes sociales, es decir, en la función de creación y difusión de contenidos, publicidad en redes sociales, concursos y otras acciones especiales. Gracias a este dato podremos saber cual ha sido el rendimiento de nuestro trabajo en cuanto a los objetivos planteados, y que el cliente pueda compararlo con el rendimiento en otras partidas presupuestarias como la de eventos de presentación de producto.

¿Cómo calcular el ROI en Social Media?

Calcular el ROI en Social Media resulta imprescindible para ver el verdadero rendimiento de las campañas. No podemos quedarnos satisfechos simplemente logrando objetivos, necesitamos conseguir un buen equilibrio entre inversión y resultados para que el cliente apueste por aumentar la partida presupuestaria de Social Media.

Lo primero, es fijar correctamente el objetivo principal de tal modo que el cliente lo entienda a la perfección y haya un acuerdo entre las partes. Por ejemplo, el objetivo principal pueden ser ventas directas desde redes sociales. El siguiente paso es definir los KPIs y un KPI principal sobre el que se calculará el ROI. Siguiendo el ejemplo tendremos como KPIs: nº de ventas en Facebook, nº de ventas en Twitter, nº de ventas en Instagram, leads, ingresos, etc. Siendo el KPI principal el total de ingresos por ventas.

Lo segundo será tener en cuenta la partida de inversión. En ella siempre cabe la duda de si debemos introducir o no la partida referente a nuestros servicios como consultores o agencia de Social Media. Bajo mi punto de vista, si eres una agencia que pretende conseguir un lead mensual por la gestión de las redes sociales, has de introducir ese coste dentro de la inversión. Pero si eres un consultor que lo que ofrece es un servicio puntual, deberías realizar dos cálculos para mostrar al cliente: el ROI real de esa campaña donde se ha contado con tus servicios y el ROI real que podrá obtener una vez que hayas logrado formar al equipo y dejar que la empresa continue creciendo y desarrollándose por si misma.

Finalmente, el cálculo se realizará con la fórmula anteriormente indicada donde al retorno obtenido se le resta la inversión, se multiplica por 100 y se divide todo entre la inversión.

KPIs que podemos considerar en las mediciones de Social Media

Cuando hablamos de objetivos y KPIs nos podemos centrar en, por ejemplo:

  • Seguidores en redes sociales (creación de comunidad)
  • Branding en general (la mayor número de impresiones posible)
  • Engagement (el mayor número de interacciones posible)
  • Ventas (de productos o servicios)
  • Beneficios (la mejor relación posible entre ventas e inversión)

Y será en función de ese objetivo y KPIs, que calcularemos nuestro retorno de campaña. Por ejemplo: 1 millón de seguidores en redes sociales, 2 millones de impresiones en redes sociales, 1/2 millón de interacciones en redes sociales o 20.000€ en ventas. Este dato será fundamental para poder realizar un cálculo correcto del Social Media ROI.

¿Para qué utilizar el Social Media ROI?

¿Has hecho ya el cálculo del ROI de tu campaña de redes sociales? ¿quieres saber cómo utilizarlo? ¿para qué puede servir? ¿cómo usarlo de forma estratégica? Pues es mucho más sencillo de lo que a simple vista pueda parecer. El ROI es un dato que nos puede ayudar, y mucho, a tomar decisiones en cuanto a la estrategia de inversión en una empresa. Gracias a este dato, podemos realizar una completa comparativa de rendimiento entre partidas presupuestarias (desarrollo de producto,

Evidentemente, no todas las decisiones han de estar directamente relacionadas de forma unísona con los datos, es necesario analizar en profundidad antes de tomar una decisión. Pero el ROI puede ser la base para justificar muchos pasos a seguir y ayudar a nuestro cliente a tomar las decisiones adecuadas en cuanto a inversión y consecución de los máximos beneficios.