Un logotipo es la imagen gráfica que va a identificar a una empresa y todo lo que concierne a ella, por lo que sería un gran error caer en la mala práctica de no prestarle suficiente interés al pensar que diseñar un logotipo es tarea de otros. Estamos en la sociedad de la imagen y con nuestro logotipo podemos transmitir la filosofía que queremos, o bien, confundir al cliente con un aspecto que no se corresponda a nuestra realidad, y lo que es peor, a nuestros objetivos de empresa y marketing.

Términos imprescindibles

A la hora de trabajar con un equipo del sector para diseñar un logotipo resultará fundamental que controles la jerga del gremio:

  • Logotipo: palabras y tipografía que definen a una empresa o producto.
  • Isotipo: símbolo que sintetiza visualmente quien es la empresa y puede ser un monograma, anagrama, sigla, inicial, firma o pictograma.
  • Isologo: texto e icono fundidos.
  • Imagotipo: texto e icono pero separados.
  • Marca: conjunto de elementos gráficos que definen a una empresa o producto.
  • Imagen corporativa: la misión, visión y valores, es decir, la concepción psicológica de la empresa.
  • Identidad corporativa: representación gráfica de una empresa que suele plasmarse en un Manual Corporativo con todo lo referente a la marca y sus posibles aplicaciones a distintos formatos gráficos (web, papelería, marketing…)
  • Illustrator: programa de diseño vectorial con el que generalmente se diseña logotipos y otros materiales de diseño gráfico.

Decisiones importantes sobre el logotipo

Esta claro que nadie mejor que un diseñador profesional va a poder crear el logotipo o identidad corporativa de la empresa. Sin embargo, como consultor tienes que estar preparado para revisar la imagen corporativa, modificarla (si fuera necesario) e identificar posibles incongruencias entre la misión, visión y valores que quiere transmitir y la propuesta gráfica que se utiliza.

Un consultor de marketing ha de analizar todos los posibles problemas que una empresa pueda tener y el origen de los mismos. ¿Se está utilizando un naiming (nombre de marca) adecuado?, ¿el color, forma y tipografía del logotipo transmite lo que realmente queremos?, ¿conseguimos con este logotipo cierta impresión y recuerdo en nuestro público objetivo? y ¿nuestro público se siente atraído por nuestra imagen?

Todas estas preguntas dependen de percepciones psicológicas sobre cada tipo de elemento que deberemos de estudiar personalmente con estudios de mercado o teniendo en cuenta los estudios existentes sobre el significado de los colores, los valores que denotan cada estilo de tipografía, etc.

Diseñar un logotipo paso a paso

Una vez que tenemos claro lo que la empresa quiere transmitir y nos entendemos con el diseñador gracias a la jerga que hemos compartido contigo, debemos pasar a la fase final, la del diseño.

  1. Ideas iniciales: en función de la misión, visión, valores y público objetivo definidos, se realizará una tabla de propuestas con una selección de color, formas, tipografías y símbolos relacionados. Lo idea es que este primer paso sea realizado por el consultor y el diseñador de forma coordinada. También podéis buscar logotipos en lo que inspiraros (pero nunca, copiar).
  2. Primeros bocetos: el diseñador, con esta información, podrá realizar los primeros bocetos.
  3. Definición de tipografía: una vez vistos y discutidos varios bocetos podremos comenzar a plantear distintas tipografías. Nuestro consejo es quedarse con 3 posibles tipografías o combinaciones de las mismas hasta la decisión final.
  4. Redefinición de isotipo: buscaremos el isotipo perfecto en función de los símbolos gráficos propuestos.
  5. Elección del color: un error muy común es comenzar eligiendo el color, porque parece lo más fácil de decir. Sin embargo, es fundamental hacer logotipos que funcionen en blanco y negro, así que solo cuando tengas bien definido lo anterior, prueba los colores.
  6. Otros recursos gráficos: puedes añadir otros recursos gráficos como tramas y membretes para añadir a la papelería o elementos gráficos digitales.
  7. Manual Corporativo: una vez que está todo decidido, no olvides crear un manual con el uso correcto del logotipo (tamaños máximos, mínimos, versiones en positivo y negativo…)

Esperamos que con estos consejos, a la hora de trabajar como consultor con el equipo de diseño de una empresa te sea más fácil asumir la tarea diseñar un logotipo, o al menos participar en el proceso.