Estamos en las fechas ideales para hacer un revisión de todo lo que hemos hecho a lo largo de este año, nuestros logros y aciertos, pero también ver todas esas cosas que se nos han quedado por el camino y los aprendizajes que hemos podido adquirir ante los baches y contratiempos. Es un momento para parar, reflexionar y plantear el nuevo año 2018 con nuevos objetivos, propósitos, deseos y proyectos profesionales. Y precisamente pensando en ello, os vamos a dar algunos buenos consejos para este momento de reflexión y a regalar una plantilla realmente práctica para organizar todos tus proyectos de 2018. ¿Preparado/a? ¡Pues vamos a ello!

Revisión de 2017

Aprender del pasado para configurar un futuro mejor es una buena práctica que podemos reforzar gracias a la reflexión. Para conseguir que tus proyectos de 2018 sean aún mejores que los de este año es importante parar y pensar en lo que hemos hecho, lo que hemos dejado de hacer, lo que hemos conseguido, lo que nos hubiera gustado conseguir… Lo más importante es que esta conversación con nosotros mismos sea totalmente transparente, sin mentiras. ¡Sincérate contigo mismo/a!

Lo ideal para esto es contar con un coach empresarial pues sabrá ver tu realidad desde un punto de vista externo y darte algunos sabios consejos para afrontar el nuevo año. Pero a falta de uno, te planteamos aquí una serie de preguntas que es importante que contestes para esta revisión de lo acontecido en 2017:

  • De entre los trabajos que has realizado este año, ¿de cuál dirías que te enorgulleces más y por qué?
  • De entre los trabajos que has realizado este año, ¿de cuál dirías que te enorgulleces menos y por qué?
  • ¿Qué podrías haber hecho mejor?
  • ¿Qué podrías haber hecho peor?
  • ¿Qué objetivos cumpliste? ¿cómo te sientes por haberlo conseguido?
  • ¿Qué objetivos no cumpliste? ¿por qué?
  • ¿Has invertido en ti y en tu marca personal?
  • ¿Qué crees que has hecho bien y por qué?
  • ¿Qué crees que has hecho mal y por qué? ¿qué has aprendido de ello?

Propósitos de 2018

Una vez que tienes claro cómo has vivido este último año, ahora llega el momento en pensar en el futuro, en tus proyectos de 2018. Para ello reflexionaremos sobre qué queremos y estableceremos nuestros objetivos, prioridades, proyectos y acciones. Sigue los siguientes pasos y te será todo mucho más fácil de organizar:

  1. Piensa… ¿cómo te ves en 5 años tanto personal como profesionalmente? ¿cómo sería tu día a día ideal?
  2. ¿Qué sueño te gustaría cumplir en 2018?
  3. Haz una lista de 10 deseos para 2018 por orden de importancia.
  4. Indica cual es tu objetivo principal y secundarios para 2018.
  5. Haz una lista de propósitos de 2018 que te ayuden a conseguir tus objetivos.

Luego, hazte un calendario anual con proyectos, objetivos y acciones, para ir consiguiendo poco a poco tus propósitos.

También es importante que cada principio de mes plasmes en una hoja:

  • Tus objetivos mensuales
  • Tu lista de tareas
  • Las cosas que puedes mejorar

Y que cada semana te marques objetivos concretos y cada día tareas completas a desarrollar.

Descarga gratuitamente la plantilla “Mi organizador de proyectos” para tus proyectos de 2018

Para facilitarte esta tarea, hemos creado una plantilla en hoja de cálculo donde puedes organizar tus proyectos de 2018 y compartirlos con tu equipo. Escribe las acciones y tareas correspondientes, indicando la persona responsable y marcando en un diagrama de Gantt las fechas importantes y duración de cada acción. También puedes utilizar el código de color para marcar las tareas realizadas, las que están aun pendientes y aquellas en las que ha habido alguna incidencia. Las funcionalidades de “notas” o “comentarios” también te serán muy útiles para añadir información. ¡Esperamos que te sea de gran ayuda!

Descarga aquí el organizador de proyectos

Te recomiendo utilizar un documento para tu proyecto personal y otro documento para añadir los proyectos de tu empresa e incorporar a tu equipo para que también les sirva de guía a ellos.

Por último, recuerda que también estamos en unas fechas ideales para redefinir tu modelo de negocio y hacer tu dossier de empresa para el nuevo año. En los enlaces anteriores verás dos post donde te damos ideas para plantear ambas cuestiones.