Seleccionar página

Unos días atrás os hablé de cómo crear un modelo de negocio como base imprescindible antes de ponernos manos a la obra con el plan de empresa. Pues bien, ahora, y esperando que ya tengáis vuestro modelo de negocio más que definido y estudiado, pasaremos a ver el siguiente paso importante para la definición del negocio. Ahora llega el momento de plasmar sobre el papel y desarrollar todo lo que hemos pensado en ese paso iniciar, pero de forma mucho más sosegada y analítica.

¿Qué es y para qué sirve un plan de empresa?

Un plan de empresa es un documento donde se plasma la idea de negocio de la empresa así como el análisis de mercado y plan financiero que justifica su funcionamiento. Generalmente se utiliza para buscar inversores para un negocio, aunque también te lo pueden solicitar para ayudas estatales o puede servirte a ti mismo y tu equipo como guión para crear una empresa con cimientos firmes.

¿Cómo hacer un plan de empresa paso a paso?

A continuación, os indico los principales apartados que deberíais incorporar a vuestro plan de empresa. No obstante, podéis adaptarlo a vuestras necesidades y formas de ver el negocio:

1. Resumen ejecutivo

Consiste en resumir la esencia de tu empresa en tan solo un folio. Es la oportunidad que tendrás de que inversores u otras personas interesadas en tu negocio pasen a la siguiente página, así que… ¡no la desaproveches! Plasma los argumentos y elementos más característicos de tu negocio y trata de transmitir la seguridad de que se trata de un proyecto rentable y con un futuro exitoso.

Importante: este resumen es un sumario de todo lo que sigue, y por tanto, deberá ser elaborado al final del todo.

2. Presentación

Cuenta cuál es la idea de negocio, cómo surgió y ha evolucionado para transformarse en algo realmente rentable como empresa. No olvides mencionar al equipo principal y sus principales características que lo hacen único y determinante para el desarrollo del negocio.

3. Estudio de mercado

Algo imprescindible para corroborar que tu idea de negocio es factible consiste en desarrollar un buen estudio de mercado donde se valorarán elementos tales como: situación y evolución del mercado, clientes, competencia y canales de distribución. 

En este punto, también nos será de gran utilidad realizar un análisis DAFO caracterizado por la detección de debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Una base de apoyo grandiosa para plantear estrategias que aprovechen las oportunidades y fortalezas y acaben con las amenazas y debilidades.

4. Estrategia de marketing

Llegados a este punto, comenzaremos a desarrollar nuestra estrategia de marketing desde un punto de vista global y no meramente de comunicación y publicidad. Indicaremos cómo será el producto/servicio al detalle, la localización de nuestro negocio (si procede), los precios que ofreceremos a los clientes y cómo organizaremos todo el sistema de ventas, distribución, comunicación y publicidad. 

Como veis, el marketing a nivel de negocio va más allá del marketing online y se introduce en una de las partes más importantes del mismo: la configuración del producto o servicio.

5. Producción

Otro punto importante en nuestro plan de empresa abarca toda la fase de producción, desde la legislación aplicable y los proveedores, hasta el mismo proceso productivo al detalle.

¿Qué necesitamos para producir nuestro producto o para ofrecer nuestro servicio?, ¿cómo organizaremos la producción?, ¿qué materias primas utilizaremos?, ¿necesitamos maquinaria o equipos específicos?… que debemos plantearnos.

6. Recursos humanos

También deberemos de considerar el tamaño que tendrá el equipo así como su formación y capacidades. En este punto podremos valorar la subcontratación de ciertos servicios (como por ejemplo el transporte) y la contratación de una completa plantilla que nos permita desarrollar la actividad que tenemos prevista.

7. Análisis económico-financiero

Por último, nos tocará hacer números desarrollando el Plan de inversiones y el Plan de financiación, así como planteando una serie de escenarios con los posibles resultados esperados a 5-7 años vista. Se suelen desarrollar tres escenarios, el optimista, el pesimista y el medio con su correspondiente cuenta de resultados, cash flow, balance y análisis de ratios. 

 

Espero que este guión para hacer vuestro plan de empresa os sirva de base para desarrollar el negocio y plasmar todas las ideas que fluyen por vuestras cabezas. Ahora ya solo me queda invitaros a daros un buen paseo por nuestro blog donde podréis leer más sobre cómo encontrar clientes o organizar vuestro equipo de trabajo y… ¡desearos mucha suerte con vuestro negocio!