Hemos comenzado el año dándote un montón de ideas para encauzar tu negocio de consultoría y llevarlo a lo más alto. Ya te hemos contado ¿Qué es y para qué sirve un plan de empresa?¿Cómo hacer un dossier de empresa?¿Cómo hacer un modelo de negocio?¿Cómo organizar todos tus proyectos de 2018 sin morir en el intento? e incluso te hemos facilitado algunas prácticas plantillas para que puedas llevarlo a cabo fácilmente. Y ahora, vamos a ofrecerte las claves para que puedes realizar tu propio plan financiero para consultores, ya que también es importante que hagas cuentas y te fijes objetivos económicos para el nuevo año.

¿Qué es un plan financiero y para qué sirve?

Como expertos en marketing sabréis que no todo es cuestión de buena letra, necesitamos números, y en especial cifras para que el negocio salga a delante y podamos vivir de él. Establecer un equilibrio entre ingresos y gastos a veces no es tan fácil como parece, más aún si no tenemos todo bien coordinado y establecido. De ahí que sea importante crear un plan financiero de nuestro negocio de consultoría que nos permita tener controlado todo, al detalle.

Aunque pueda parecer algo tedioso porque el propio nombre (“financiero”) suena a “complicado”, lo cierto es que si traducimos el lenguaje de las finanzas al del más común de los mortales verás que es muy fácil tener una valoración global de nuestro negocio en términos económicos y visualizar su rentabilidad y viabilidad a corto y largo plazo, lo que nos puede ayudar a prever y solventar importantes problemas económicos que podríamos encontrarnos en el futuro.

Diccionario financiero para principiantes

Como te hemos prometido en el párrafo anterior, aquí tienes la terminología básica para que puedas hacer tu propio plan financiero:

  • Inversión: ¿cuánto dinero necesitas?
  • Financiación: ¿cómo conseguirás el dinero que necesitas?
  • Ingresos: ¿cuánto tienes previsto vender y a qué precio?
  • Costes variables: ¿cuánto vas a tener de gasto variable? Por ejemplo: compras de material de papelería.
  • Costes fijos: ¿cuánto vas a tener de gasto fijo? Por ejemplo: salarios del personal, agua, luz, alquiler de oficinas…
  • Beneficios: es la diferencia entre los ingresos por las ventas realizadas y los costes totales en los que ha incurrido la empresa para producir esos bienes o servicios. Es decir, se calcula restando a los ingresos los costes.
  • Liquidez: capacidad de una empresa para hacer frente a sus compromisos de pago inmediatos. Se puede calcular con el saldo de la tesorería (saldo inicial + cobros – pagos).
  • Previsión de tesorería: Resumen mensual de los cobros y pagos que se harán en un año. En ella se suman las entradas del periodo y se restan la suma de las salidas.
  • Fondo de maniobra o capital circulante: es la financiación para elementos del activo circulante y se calcula sumando los recursos propios y los ajenos a largo plazo
  • Pago: salida de dinero.
  • Cobro: entrada de dinero.
  • Gasto: importe dado por adquisición de bienes y/o servicios para la producción.
  • Ingreso: importe recibido por venta de productos y/o servicios.
  • Cuenta de resultados (Pérdidas y Ganancias): previsión del resultado económico obtenido por la empresa en un periodo de tiempo dado. En ella se verá se se obtendrán beneficios o pérdidas.  En ella se recoge ingresos, gastos y resultado económico.
  • Balance de situación: previsión del estado de la empresa, desde el punto de vista de las inversiones y fuentes de financiación, en un momento determinado. En él se indican los bienes y derechos de la empresa (su ACTIVO) y sus obligaciones (el PASIVO).
  • Punto de equilibrio: es el nivel de ventas que ofrece un beneficio igual a cero. A partir de ahí, se generará beneficios, pero por debajo se obtendrán pérdidas. Se calcula dividendo los costes fijos totales entre el precio por el coste variable. El resultado serán las unidades a vender para llegar al punto de equilibrio.

 

¿Qué debe incluir mi plan financiero?

Si tu negocio es aún pequeño y lo único que quieres es tener las cuentas claras para evitar sorpresas de liquidez, puedes tratar de hacer un versión resumida del plan financiero. Sin embargo, si pretendes llamar la atención de algún inversor, es importante que no escatimes en detalles.

Estas son los puntos que debe incluir un plan financiero:

  1. Plan de inversión inicial
  2. Plan de financiación
  3. Previsión de ventas
  4. Gastos de explotación
  5. Previsión de Tesorería
  6. Cuenta de pérdidas y ganancias
  7. Balance de situación

No obstante, si lo que quieres es tener lo básico, te recomiendo desarrollar al menos tu cuenta de pérdidas y ganancias con los siguientes datos:

Año 1 Año 2 Año 3
Ventas
Consumos
Gastos de personal contratado
Otros gastos de explotación
Amortizaciones
RTDO. DE EXPLOTACION
Costes de personal no laboral
BAII
Gastos financieros
BAI
Impuestos
Tipo Impositivio (%)
RESULTADO
CASH-FLOW

Si quieres ver en más detalle cómo desarrollar un plan financiero completo puedes hacerlo en www.guia.ceei.es