Seleccionar página

Recientemente, en el foro de nuestra Academia de Consultores, ha surgido una duda que ronda a menudo en nuestra cabeza cada vez que queremos contactar con un nuevo potencial cliente. La duda es: ¿cómo le ofrezco mis servicios? ¿cómo plantear el primer email a un cliente nuevo? Pues bien, si te encontrabas dubitativo frente a tu ordenador sin saber por donde empezar, aquí tenemos unos cuantos consejos para ti, pensados especialmente para conseguir los mejores resultados en un contacto a puerta fría vía email.

¿Qué es un contacto a puerta fría?

El concepto de “puerta fría” es muy utilizado en el ámbito de las ventas para hacer referencia a ese primer contacto que realizas con un cliente sin que este tenga ninguna referencia ni recomendación acerca de ti. El término viene de los vendedores que van por las casas llamando al timbre y tratando de vender su producto a alguien que no conoce de nada. Sin embargo, el concepto se ha extendido a otras modalidades de venta hasta llegar al mundo online… donde la clásica puerta fría se transforma en el primer email que enviar a un cliente nuevo. 

primer email a un cliente

Consejos para plantear el primer email a un cliente nuevo:

  • Haz un email personalizado para cada uno de los destinatarios haciendo énfasis en el valor añadido que puedes ofrecerles y destacando aquellas cosas que por la naturaleza de su negocio crees que le van a interesar más.
  • Haz énfasis en cosas específicas sobre su empresa/marca que podrías mejorar. Nunca venderás algo que tu interlocutor no entienda, así que trata de explicarte con su nivel de lenguaje. No es lo mismo hablar de marketing con el director de marketing de una gran compañía que con un emprendedor que aún no sabe por donde empezar.
  • Invítales a tener una reunión cara a cara (o por skype) para explicarles a fondo cómo puedes ayudarles. Evidentemente todo depende del tipo de producto-servicio que ofrezcas, pero en el caso de la consultoría de marketing, dado que es un servicio de alto coste lo ideal es proponer esa primera reunión que te permitirá causar una buena impresión en tu interlocutor así como cierta cercanía imposible de conseguir en tan solo un email.
  • Antes de enviar el email, busca a la persona adecuada para enviarlo (evita los emails generales tipo hola@nombredempresa.es) y síguele en LinkedIn y Twitter. Puede ser una buena forma para que conozca tu perfil profesional y experiencia sin tener que explicárselo en el email.
  • Evita escribir demasiado y usa el hipertexto con enlaces a tu web para ampliar información. Si le muestras demasiado texto en el email se pensará que le quieres soltar un “rollo” y raro será el que se lo lea por completo.
  • Recuerda cuidar tu imagen, lo que traducido al mundo del email es evitar cualquier falta de ortografía, usar un lenguaje adecuado y en caso de usar imágenes que sean profesionales. Asimismo, asegúrate de enviar el email desde una dirección corporativa, si lo haces desde un Gmail o similar tu imagen se verá infravalorada.

Espero que estos consejos para plantear el primer email a un cliente nuevo te sirvan de ayuda a la hora de crear tu próxima estrategia de captación de clientes. Si te ha gustado este post no te pierdas las 10 habilidades que todo profesional en ventas debería tener¿Cómo crear una propuesta única de ventas? y Las técnicas de ventas más efectivas y cómo aplicarlas al mundo online.