¿Quieres convertirte en un profesional de bandera? Los requisitos para ser consultor de marketing son extensos pero no inalcanzables. Tan solo es importante saber cual es tu objetivo y poner todos tus esfuerzos en ello. ¿Estás listo?

Integridad profesional

Una de las características más valoradas en el sector es la ética e integridad profesional. En el mundo del marketing digital ha habido muchos vendehúmos, lo que ha llevado a cierta desconfianza que con su esfuerzo muchos profesionales están consiguiendo enterrar.

Para un buen trabajo, un consultor de marketing ha de tener toda la confianza y apoyo de la empresa. Tener todos los datos necesarios, acceso a información confidencial y libertad a la hora de tomar decisiones, es algo que solo puedes conseguir si demuestras tu honestidad, franqueza y sentido de la justicia.

Capacidad para reducir la incertidumbre

Un consultor es contratado para solucionar problemas. La incertidumbre es uno de los mayores problemas de inestabilidad de una empresa, de ahí que un verdadero profesional ha de ser rápido en la búsqueda de alternativas.

Cuando antes puedas plantear las opciones, antes conseguirás que respiren tranquilos; Aunque luego sea necesario analizar las distintas opciones para definir una correcta estrategia y quedarnos con unas u otras soluciones.

Confidencialidad

Uno de los requisitos para ser consultor de marketing más importantes es saber mantener la información confidencial de la empresa a buen recaudo. En ocasiones, querer demostrar quien eres y cual es tu experiencia puede llevarte a hablar más de lo que deberías.

Por ello, resulta fundamental que siempre que entres a formar parte de un proyecto trates el tema de la confidencialidad claramente con la empresa. Habrá empresas que no te permitan decir en ningún momento que has trabajado para ellas, y otras que te agradezcan que lo hagas, pero siempre manteniendo cierta información como confidencial.

Gran experiencia

Aunque tener una formación en consultoría estrategia resulte fundamental para ofrecer tus servicios como tal, resulta imprescindible que también tengas experiencia en el sector del marketing antes de lanzarte al mundo de la consultoría.

Un consultor tendrá contacto con un gran número de personas de distintos perfiles de una empresa (con formación, trayectoria, edad… diferentes) y conseguir el respeto como profesional dependerá directamente de tu experiencia.

Intuición

Entre los requisitos para ser consultor más destacable también se encuentra la intuición, una característica más difícil de adquirir a través de la formación y que será afinada en función de la experiencia. Una persona que ha trabajado anteriormente en departamentos de marketing o agencias de marketing tendrá mucha más afinada su intuición que una persona sin apenas recorrido profesional.

Capacidad de planificación

Por muchas ideas y soluciones que sepas plantear, si no tienes capacidad de planificación teniendo en cuenta los tiempos, recursos y personal disponibles, resultará complicado que tu perfil como consultor de marketing digital sea correctamente valorado.

Saber temporalizar tareas, conocer al equipo humano que se encargará de desarrollar tu estrategia, sus necesidades, tareas, conocimientos y requerimientos de formación; Establecer tareas en función de tácticas, estrategias, tiempos, calendario… será parte de tu trabajo, y deberás tener las capacidades necesarias para hacerlo.

Creatividad

Por muchas ideas que tengas, si no son tuyas, si no son diferentes, no serán más que una mera copia de lo que otros hacen, y por tanto, tus estrategias no serán valoradas ni servirán para diferenciar a la empresa respecto a la competencia.

Estar al tanto de lo que viene, las tendencias, será fundamental para poder plantear cosas verdaderamente únicas y diferenciales que posicionen a tu cliente como único en el mercado.

Motivación

Las luchas internas que existen en las empresas, la opinión de todo el personal y el cambio que vienes a proponer, son ingredientes que pueden dar como resultado una explosión si no cuentas con la motivación necesaria. Confiar en ti, en tus decisiones y tu trabajo, será otro de los requisitos para ser consultor, fundamental para que el resto de personas implicadas puedan seguirte como si de un líder se tratara. Tienes que liderar la estrategia que toda una empresa ha de implantar sin realmente formar parte de su plantilla.

Perseverancia y flexibilidad

En la misma línea tenemos la perseverancia. Saber definir lo que hay que hacer, pero manteniendo la flexibilidad necesaria para poder movernos en el contexto del marketing, son dos elementos entre los que no siempre es fácil encontrar el equilibrio.

Las estrategias en marketing digital han de ser definidas con distintos caminos a seguir, identificando aquellas tácticas que mejor funcionan para potenciarlas y eliminando de la planificación aquellas que hemos probado y vemos que no obtienen resultados.

Disciplina

Aunque la mayor parte de consultores de marketing digital son profesionales independientes (freelances) que tienen libertar para decidir si trabajar o no con un cliente, lo cierto es que desde el momento en que se comienza un proyecto resulta muy importante la autodisciplina. Nadie te va a decir qué tienes que hacer, tu eres tu propio jefe, y por tanto, has de ser exigente contigo para que la empresa vea respeto en tu trabajo.

Saber qué horarios tienen los empleados con los que tienes que trabajar para proponer las reuniones adecuadamente, mantener el dresscode de la empresa (si es que hay), establecer tus tareas en el calendario general para que vean tu compromiso en la entrega de informes y resultados… son solo algunos de los ejemplos que podemos proponerte.

Habilidades en gestión de equipos

Una empresa es un conjunto de personas, y tu trabajo es que funcione. Por ello, resulta fundamental saber gestionar personas y equipos de trabajo para que tu asesoría de los frutos que se esperan. No sirve de nada que un consultor llegue a una empresa, plantee y aplique una solución si no sabe formar y organizar a los trabajadores para que continúen con su labor conforme a lo establecido y acordado.

Asertivo

Saber expresar tus opiniones de forma firme pero sin ofender a otras personas es uno de los requisitos para ser consultor más importantes. Teniendo en cuenta que tu trabajo será analizar una empresa y contarle a directivos y empleados qué tienen que hacer para mejorar, formándoles y motivándoles, resulta fundamental no hablar de forma directa de errores garrafales ni dejar en evidencia a nadie. ¡No es necesario! Y de este modo evitarás confrontaciones.

Dotes de comunicación

Más allá de la importancia de controlar la comunicación por los distintos canales a través de los que la empresa puede expresarse, un consultor de marketing ha de saber dirigirse a todos los estamentos de una empresa, tanto de forma oral como escrita, para conseguir que toda la planificación sea entendida y aplicada.

En definitiva, aunque los requisitos para ser consultor de marketing puedan parecer muchos, lo cierto es que su desarrollo y mejora dependen mucho de la práctica y el tiempo. Así que, no dudes en formarte a fondo para tener los conocimientos necesarios que te permitan convertirte en un experto en marketing, añade algo de formación que verse sobre los puntos anteriores donde puedas considerarte más débil ¡y ponte manos a la obra! Aprender de la experiencia es uno de los elementos claves para labrarte un futuro profesional de gran calidad.