¿Qué son el SEO y SEM? ¿que diferencias hay entre ambas? En este post, os vamos a despejar vuestras primeras dudas al respecto, pues se trata de dos disciplinas que todo consultor de marketing digital ha de controlar a la perfección para asesorar a sus clientes.

¿Qué es el SEO?

El SEO son las iniciales en inglés de Search Engine Optimization aunque también se le denomina posicionamiento en buscadores, optimización en motores de búsqueda u optimización web.

Cuando hablamos de SEO nos referimos a un posicionaminto natural u orgánico de los contenidos en buscadores. Y dado que el buscador líder es Google, generalmente nos centramos en su algoritmo para mejorar el posicionamiento de nuestros contenidos web.

¿Qué es el SEM?

El SEM son las iniciales en inglés de Search Engine Marketing y consiste en realizar publicidad en buscadores para mejorar el posicionamiento de los contenidos. De esta forma, aparecen de forma destacada en la parte superior de las búsquedas con un distintivo de anuncio.

Google AdWords y Bing Ads son las dos plataformas de publicidad en buscadores más utilizadas y en ellas se hace publicidad a PPC (pay per clic).

Diferencias entre SEO y SEM

[mk_table]

SEO SEM
Objetivos A largo plazo A corto plazo
Precio Es gratis aunque probablemente tengas que contratar a un consultor SEO. Desde 1 céntimo (CPC mínimo) aunque probablemente tengas que contratar a una agencia especializada para definir keywords y presupuesto.
Posicionamiento Natural y orgánico De pago
¿Dónde se muestra? SEO y SEM

[/mk_table]

10 cosas que deberías saber del SEO ya mismo

  1. Su objetivo es aparecer en las primeras posiciones de búsqueda con determinadas palabras claves.
  2. Realizar un correcto estudio de keywords o palabras claves es la base de toda estrategia de SEO. KeywordPlanner es un práctico planificador de palabras claves que Google pone a nuestra disposición de forma gratuita.
  3. Cuando hablamos de optimización web nos referimos a interna (SEO on-page) y externa (SEO off-page).
  4. El SEO on-page tiene en cuenta: diseño web responsive (adaptado a móviles), tiempo de carga de la web, contenido de la web, títulos, accesibilidad, enlaces internos, certificado SSL, etiquetado, densidad de palabras claves…
  5. El SEO off-page se mejora con enlaces naturales de otras webs (backlinks), redes sociales, directorios, foros…
  6. Google actualiza su algoritmo unas 500 veces al año. En esta página puedes estar al tanto de todos los cambios: deteresa.com/cambios-algoritmo-google/
  7. Existen plugins para WordPress que te ayudan a mejorar el posicionamiento SEO nuestro contenido. Por ejemplo, nosotros utilizamos Yoast SEO.
  8. Apuesta por el contenido único y de calidad. Si ofreces textos, imágenes y vídeos realmente originales serás destacado.
  9. Evita las malas prácticas o Black hat SEO que puede dar resultados a corto plazo pero destruirte a largo plazo. Hay que seguir siempre las normas del buscador.
  10. Aprende a utilizar los enlaces follow y nofollow para un correcto posicionamiento web.

5 cosas que deberías saber del SEM ya mismo

  1. Nos permite generar tráfico de calidad para nuestra web, ya que el usuario que busque tendrá la intención de informarse o adquirir un producto/servicio relacionado con su interés.
  2. Lo más importante es saber acertar con nuestra estrategia de palabras claves, pujando a una palabra/precio acordes a nuestros objetivos de negocio.
  3. En determinados sectores (turismo, automoción…) resulta realmente difícil competir por el elevado precio de las pujas.
  4. Cuanto más rebuscada sea una palabra menos te costará, pero también menos personas la buscarán. Es cuando hablamos del long tail con el fin de aumentar al máximo la segmentación y conseguir pujas más competitivas.
  5. Se trata de un marketing online altamente medible con el que podemos conseguir objetivos a corto plazo. 

Esperamos que os haya quedado claro que es el SEO y SEM y la diferencia entre ambos. Como veis, son herramientas fundamentales en cualquier estrategia de marketing online que se precie, así que tendréis que aprender a ponerlas en práctica si queréis ser unos buenos consultores.