Tanto si acabáis de salir de la universidad, como si ya tenéis años de experiencia, probablemente la duda entre trabajar en una consultora de marketing o directamente en el departamento de marketing de una marca o empresa en exclusiva, os acompañe en vuestro día a día y en la búsqueda de mejores oportunidades laborales.

En este caso, como en tantos otros, se podría decir que no hay algo mejor o peor, simplemente depende de las circunstancias y de lo que estés buscando personal y profesionalmente. Por ello, vamos a ver los pros y contras entre trabajar en un departamento de marketing de una gran empresa o en una consultora especializada en esta misma materia. ¡Toma nota!

Trabajar en una consultora de marketing

  • Te permite conseguir una experiencia amplia y de forma mucho más rápida.
  • La variedad de clientes y proyectos con los que tendrás que trabajar a un mismo tiempo te permitirá no solo aprender mucho sino no aburrirte para nada. Podrás tocar los temas más diversos, algunos te apasionarán y otros los acabarás odiando con todas tus fuerzas.
  • Posibilidad de rápidos ascensos. Suele haber más crecimiento y rotación de puestos.
  • Gracias a ello, suele haber más aumentos de sueldo.
  • Ritmo rápido, e incluso, frenético. Los picos de trabajo para contentar a los clientes, los trabajos para ayer y este tipo de organización desorganizada es muy común en este tipo de empresas.
  • No siempre se tiene acceso al panel global de datos del cliente, lo que permitiría ver realmente los efectos y resultados del trabajo.
  • Se pueden mejorar y pulir cualidades gracias a lo que otros compañeros de tu mismo puesto, superiores, e incluso, inferiores, te podrán aportar.
  • Al trabajar en una consultora de marketing, lo harás directamente con grandes marcas y profesionales, si eres un buen profesional, lo tendrás fácil para establecer una buena relación y conseguir oportunidades laborales en estas empresas/clientes.
  • Se aprenden otras facetas relacionadas con el mundo de la venta y el comercio, como la realización de presentaciones,
    oratoria, creación de presupuestos, gestión de equipos, establecimiento de timings, etc.
  • El trabajo se realiza generalmente con mucha presión sobre las horas facturadas. La productividad es fundamental.
  • Los presupuestos y recursos son limitados por el cliente por lo que rara vez podremos conseguir un plus por muy buenas ideas que se nos puedan ocurrir.
  • Fuerte énfasis en aspectos tácticos y en la producción de diversos materiales. Aunque en este tipo de empresas se suele colaborar con otras empresas de producción, diseño, desarrollo web… también es posible que te toque “buscarte la vida”
    para proyectos con presupuesto muy limitado.

Trabajar en un departamento de marketing

  • El trabajo suele ser más monótono al centrarse en una única marca, empresa, producto y sector.
  • Las posibilidades de ascenso suelen ser más limitadas porque los puestos tienden a ser fijos durante muchos años, lo que también imposibilita las mejoras de sueldo.
  • Ritmo de trabajo más lento, lo que permite un aprendizaje mejor pero una experiencia más profunda.
  • Se tiene más información de primera mano sobre objetivos, ideas, resultados… lo cual mejora significativamente nuestras posibilidades estratégicas y de acierto.
  • El equipo de especialistas en marketing suele ser más reducido por lo que es importante ser multitask y autosuficiente. No aprenderás tanto de tus compañeros.
  • Dedicarse siempre a la misma empresa nos permite estar mucho más centrados en el tema y sector, pero también corremos el riesgo de aburrirnos.
  • Las presiones sobre el trabajo y sus resultados suelen ser menores. Se esperan más objetivos a largo plazo.
  • Usualmente se disponen de más recursos, o es más fácil conseguirlos planteándolo debidamente.
  • Los salarios suelen ser superiores a los de una consultora, aunque todo depende (evidentemente) del puesto a ocupar.
    En los últimos tiempos hemos visto muchos becarios como responsables de marketing de empresas con sueldos nefastos.
  • El trabajo puede ser más estratégico y cualquier planteamiento o idea se puede transmitir más fácilmente a la dirección para su valoración y puesta en marcha.

 

trabajar en una consultora de marketing

Ahora que ya sabes cuales son las ventajas y desventajas de cada puesto, ¿con cuál te quedas? ¿te gustaría trabajar en una consultora de marketing o preferirías hacerlo en un departamento de marketing de una gran empresa? Bajo mi punto de vista, las grandes consultoras de marketing son el lugar ideal donde aprender y ascender, pero su ritmo frenético tiene un límite, así que, llegados a una edad o momento en la vida en la que queráis hacer algo más en vuestro día a día que trabajar, probablemente os planteéis buscar empleo en el departamento de marketing de una gran empresa. Pero esto no es más que una opinión personal, ya que al igual que hay consultoras que ritmos frenéticos hay empresas con ritmos frenéticos, así como consultoras con un ambiente mucho más relajado para poder compatibilizar con tu vida personal.

Y si finalmente te decantas por ser un consultor de marketing, no dudes en leer nuestro post sobre: 13 requisitos para ser consultor de marketing que deberás cumplir

[EL CURSO YA NO ESTÁ DISPONIBLE]