Aunque el concepto 2.0 lo veamos ya algo desfasado, lo cierto es que se sigue utilizado para referirse al mundo online. Lo cierto, es que hoy en día, a la hora de plantear una buena estrategia de marketing o de Relaciones Públicas, pienso que lo mejor es tratar de implementarla de forma coordinada desde el punto de vista on y offline ya que los públicos, y entre ellos, el cliente, es una figura omnicanal. ¿Y qué es esto de la omnicanalidad? Pues básicamente, que un mismo usuario se relaciona con la empresa o marca a través de los distintos canales dispuestos (tanto on como offline), y que por tanto, resulta fundamental que exista una coherencia entre todos ellos a nivel comunicativo. Dicho esto, vamos a ver a continuación los pasos imprescindibles para plantear una campaña de Relaciones Públicas.

¿Cómo crear una campaña de Relaciones Públicas 2.0?

1. Definición de objetivos

Como toda campaña, lo primero que hemos de proponernos son unos objetivos firmes. Para ello, lo mejor será analizar (Análisis DAFO) la situación actual de la empresa para identificar posibles debilidades, amenazas, fortalezas u oportunidades. A partir de ahí, podemos establecer cual es nuestro mayor problema o reto, plantear un objetivo principal y unos objetivos secundarios, y comenzar con nuestra estrategia de RRPP.

2. Definición de públicos

Las Relaciones Públicas, como su propio nombre indica, se centra en la relación que establece una empresa o marca con los diferentes públicos de su entorno. Normalmente, en términos de marketing solemos caer en la tentación de centrarnos de forma exclusiva en nuestro público principal, los clientes. Sin embargo, es importante tener en cuenta a otros públicos, como por ejemplo: los propios empleados de la empresa, sus familias o accionistas, los proveedores, los distribuidores, la prensa, comunidades de personas que puedan influir en la empresa de algún modo (por ejemplo, grupos ecologistas en contra de una industria contaminadora), el Gobierno (a todos los niveles), etc. En este contexto se habla de los Stakeholders que básicamente son los grupos de personas que están interesados, preocupados y que tienen que ver con la empresa de algún modo.

En el ámbito online, generalmente las acciones de relaciones públicas suelen centrarse en los influyentes, personas que por su gran visibilidad en redes sociales o con su blog, consiguen mover a masas de personas que podríamos considerar público objetivo, afectando a sus patrones de consumo.

En definitiva, en esta fase analizaremos bien el panorama para identificar a qué público queremos dirigirnos. Y una vez identificado, lo analizaremos a fondo creando un claro perfil del mismo: gustos, aficiones, nivel económico, sexo, edad, costumbres, uso de las nuevas tecnologías, medios de referencia, etc. Asimismo, crearemos nuestra base de datos de personas concretas a las que vamos a invitar a participar en la campaña.

3. Idea de la campaña

Ahora que sabemos cuales son nuestros objetivos y el público al que queremos dirigirnos, pasaremos a crear la idea de la campaña de relaciones públicas. Aquí, será importante dar rienda suelta a nuestra creatividad para no caer en acciones demasiado comunes que no capten la atención de los públicos a quienes queremos impactar. Enviar una simple nota de prensa o realizar un evento de presentación sin un concepto realmente llamativo y acorde al concepto que queremos transmitir, suelen ser algunos de los mayores errores que se cometen, y que hacen que la inversión en esta campaña no sea tan rentable como lo esperado.

Analiza bien qué ha hecho la competencia, si ya ha realizado alguna acción con ese mismo público y… ¡trata de superarlo! o al menos, ¡no les copies!

En este sentido, es realmente importante tener cuidado con las campañas con influyentes. Es un público cada vez más demandado y atorado con propuestas, de ahí que sea realmente importante que desde el primer contacto con uno de ellos le plantees algo que capte su atención e interés. De lo contrario, probablemente obvie el resto de mensajes o propuestas que le envíes.

4. Preparación de campaña

Ahora que ya sabes qué vas a hacer, comienza a preparar tu campaña y todos los recursos informativos que necesitarás para ella: vídeos, material promocional, organización de un evento, notas de prensa u otros recursos. Y una vez más, trata de ser lo más creativo posible de cara a captar la atención del público de la campaña. Crea un material específico en función de las características del público al que te estás dirigiendo. No tiene ningún sentido enviar una nota de prensa física (sin copia digital) a un blogger, o pedirle que hable de un producto cuando ni tan siquiera se lo has dado a probar.

5. Envío de información

Una vez que está todo preparado, llega el momento de enviar la información. Recuerda que el modo de dirigirnos a cada persona en una campaña de Relaciones Públicas ha de ser totalmente personalizado. Ni se te ocurra crear un mensaje tipo para enviar a un conjunto de periodistas o influyentes. Es cierto que puedes tener una base de información creada para todos igual, pero es importante que cada mensaje sea totalmente personalizado para que sientan que son parte de un selecto grupo de personas que han sido elegidas para participar en esta propuesta. ¡Tienes que hacer que se sientan únicos!

6. Monitorización

Antes de lanzar la campaña de Relaciones Públicas será importante establecer los KPIs que vamos a medir. Así, desde el mismo lanzamiento comenzaremos la monitorización de todo el proceso e iremos marcando hitos de acción y resultados. 

Por ejemplo, si enviamos un comunicado a 20 bloggers proponiéndoles la prueba de un producto, iremos realizando el seguimiento de quienes nos contestan, quienes no y quienes aceptan o rechazan la propuesta.

7. Análisis de resultados

Finalmente, una vez que hayamos finalizado la campaña de Relaciones Públicas, realizaremos un análisis final de los resultados obtenidos. Y compararemos la inversión realizada con ellos para calcular el ROI. Tampoco olvides comprobar si los objetivos planteados se han alcanzado. 

Infografía: ¿Cómo crear una campaña de Relaciones Públicas 2.0?

campaña de Relaciones Públicas

Si quieres ampliar tus conocimientos en este ámbito, te recomendamos el entrenamiento de ADC Relaciones Públicas 2.0 en el que Vilma Nuñez nos descubre el mundo de las relaciones públicas en entornos digitales e invita a descubrir cómo una empresa puede conseguir mucha viralidad sin realizar una gran inversión. Acuerdos con celebridades, acuerdos con influyentes, eventos y propuestas de RRPP, así como su ebook de RRPP 2.0, casos prácticos y plantillas, son algunos de los muchos materiales que encontrarás en este entrenamiento de la Academia de Consultores.