Ahora que ya sabemos a ciencia cierta qué es el content marketing pues fue un tema tratado en un post anterior, pasaremos al siguiente escalafón de conocimiento explicándote la forma en la que podrás planificar y desarrollar tu propias estrategia de content marketing.

Como habíamos visto anteriormente, el content marketing consiste en identificar, crear y distribuir contenido relevante (no promocional) para el público objetivo con el fin de conseguir conexión, atracción, compromiso y participación. Y por tanto, ahora vamos a ver los pasos a seguir para que todo esto sea posible.

Análisis del público, la competencia y el contexto

La primera fase de nuestra estrategia de content marketing se centrará en estudiar a fondo el contexto en el que se desarrolla la empresa. Nos empaparemos de su realidad actual y situación a nivel de posicionamiento online. Revisaremos todo lo que se ha hecho con anterioridad, qué ha funcionando y qué no ha funcionado, analizaremos el posicionamiento que tiene en el mercado con respecto a la competencia y veremos más a fondo quien es el público tratando de identificar nichos concretos de interés a los que nos podamos dirigir.

Es este momento en el que tenemos que desplegar todas nuestras armas detectivescas y buscar datos y estudios que puedan ayudarnos a conocer más a fondo la situación inicial de partida. 

Definición de objetivos y KPIs

Para poder encaminar adecuadamente nuestra estrategia y marcar el camino tomando las decisiones necesarias, será imprescindible fijarnos una meta, y a partir de ella, unos objetivos específicos, medibles, alcanzables, relevantes y cuantificables en el tiempo. Evita los objetivos excesivamente generales del tipo “quiero vender más”, eso puede ser una misión general, pero no un objetivo. Para que sea un objetivo tendrás que establecer una tabla de ventas mensual con cifras reales y posibles en función de la situación actual y posibles acciones a aplicar.

También nos será de gran ayuda en nuestra estrategia de content marketing definir unos KPI (key performance indicator) que permitan saber fácilmente si los pasos que se están siguiendo nos están acercando a nuestros objetivos y con qué rapidez se estará produciendo. Además, gracias a ellos sabremos qué herramientas necesitaremos aplicar en la fase de medición que posteriormente explicamos en este post.

Concreción del público objetivo

Habiendo analizado con anterioridad el público, ahora tendemos toda la información necesaria para concretar sus intereses. Para ello, resulta importante saber detectar determinados nichos que por su relevancia y especial interés en un tema puedan darnos la oportunidad de posicionarnos como líderes comunicativos en su área. Especializarte te permitirá dotar de personalidad a tu marca y llegar con más ímpetu al interés de una persona.

En este punto podemos definir a nuestras buyer personas que será el prototipo del cliente ideal dentro de un segmento de población, y que estableceremos en una ficha completa donde se refleje personalidad, comportamientos, necesidades y motivaciones, entre otros datos relevantes que nos permitan empatizar con el público.

Estrategia de contenidos y tácticas a emplear (canales, formatos, contenidos y difusión)

Este es el punto en el que se centrará el groso de nuestro trabajo como consultores de marketing. Aquí se tomarán las decisiones y se marcarán los caminos a seguir en las estrategia de contenidos, marcando las acciones concretas o tácticas a utilizar, lo que supondrá establecer los canales, formatos, contenidos y difusión a utilizar en cada caso.

Cuando hablamos de estrategia, nos referimos a una visión global de lo que vamos a hacer. En este sentido, podemos decidir que centraremos nuestra estrategia en un formato (ej. vídeo) o si definiremos distintas estrategias en función de cada segmento de mercado al que nos vamos a dirigir.

Una vez definido el camino a seguir estableceremos las acciones con cretas o tácticas a utilizar que podemos plantear en función de cada objetivo. Por ejemplo, podemos establecer la realización de un vídeo con un influencer con el que nuestro público objetivo se sienta identificado y con ello añadir ciertas tácticas como difusión en redes y publicidad para aumentar su visibilidad.

Resulta importante la creatividad en este punto para proponer cosas nuevas y realmente impactantes para nuestro público, pero también será importante saber establecer correctamente cada acción sin olvidarnos nunca de cual es el objetivo o misión final. Todas las acciones han de estar dirigidas a conseguir los objetivos propuestos. 

Planificación

Todo lo anterior puede quedar en papel mojado si no sabemos realizar una correcta planificación del trabajo teniendo en cuenta los recursos disponibles, tiempo, personal, herramientas de automatización y otros elementos claves para organizar nuestro trabajo y el del equipo implicado.

Establecer un calendario y una metodología común de trabajo y comunicación entre el equipo, será la clave para que la estrategia de content marketing pueda ser correctamente aplicada al campo real.

Medición

Por último, resulta fundamental concebir este proceso como circular, es decir, que en la medición no acaba todo. La medición no tendría sentido si ésta no repercute en una mejora y/o modificación de los anteriores puntos.

A la hora de medir resultados tendremos en cuenta los KPIs para saber realmente qué necesitamos medir y qué no necesitamos medir. A veces tenemos tantos datos y tratamos de darle importancia a todos, lo que nos desvía de nuestros verdaderos objetivos.

Las mediciones han de plantearse de forma continua. Si se establece un informe mensual únicamente es probable que todos los esfuerzos de un mes con un mismo enfoque resulten una pérdida de tiempo por no saber identificar antes los problemas. Por ello, desde el mismo momento en que comenzamos a aplicar una estrategia o realizamos una acción, resulta importante medir en tiempo real para saber si está funcionando y debemos dedicarle más recursos, o si no está funcionando y debemos abortar misión.

Esperamos que ahora hacer una estrategia de content marketing te resulte mucho más fácil de planificar. Todos y cada uno de estos pasos son sumamente importantes, así que no te saltes ninguno y vuelve siempre a ellos cuando quieras optimizarla. Ahora los pasos ya los tienes, ¡solo te falta ponerte manos a la obra y aplicarlo a tu proyecto!