¿Te gustaría aprovechar tu tiempo al máximo? El trabajo en equipo no es una ciencia exacta. Las cuentas no “se echan” como en matemáticas. En este caso, 1+1 no son 2, pues la suma de esfuerzos hace que los resultados se multipliquen por encima de lo esperado, o al menos, así debería de ser. No obstante, no todo es tan fácil como parece. Un equipo con mala organización puede llegar a conseguir resultados por debajo de lo que individualmente podrían alcanzar. Todo es cuestión de saber aprovechar las estrategias para trabajar en equipo y multiplicar la productividad que aquí te mostramos. ¿Estás preparado para descubrir las claves para hacer de ti y tu equipo de trabajo un grupo mucho más efectivo?

Una buena comunicación

Entre las principales estrategias para trabajar en equipo no nos puede faltar la comunicación. Esta es la base de una buena relación entre compañeros de trabajo. Si no existe entendimiento, si la información no está disponible para todos los miembros y en todo momento, podrán sentirse fuera del círculo, excluidos o diferentes. Contar con unos protocolos de comunicación bien establecidos nos ayudará, no solo a que los miembros se sientan más integrados, sino también a que todo marche a una velocidad mayor. Si cada miembro sabe como está estructurada la empresa y qué tipo de decisiones toma cara miembro, el flujo de comunicación será mucho más fluido.

En este punto, también será fundamental establecer las herramientas de comunicación adecuadas, teniendo en cuenta la urgencia en la comunicación y el respeto a los horarios de cada trabajador. El email, un chat privado con distintos canales en función de proyectos (en ADC utilizamos Slack) o incluso Whatsapp, Skype o llamadas telefónicas, son algunas de las opciones que se pueden plantear. Eso sí, recuerda que lo más importante es que todos los miembros del equipo sepan en cada momento qué canal de comunicación han de utilizar y a quién se han de dirigir para que la comunicación sea efectiva.

Herramientas de gestión de tareas

Existen un sin fin de herramientas de trabajo y herramientas de gestión de tareas que podemos utilizar para optimizar nuestro trabajo. Google Drive, Dropbox, Hootsuite, Asana, BaseCamp, Trello o OpenPojet, son algunas de ellas. Analiza el funcionamiento de cada una de ellas en función del tipo de trabajo y tareas que realiza tu equipo, y define cuales son las más adecuadas para tu empresa. Es importante que cuentes con la opinión de tus empleados, al fin y al cabo, son ellos quienes las emplearán y quienes, en muchas ocasiones, saben mejor que nadie qué es lo que realmente necesitan para ser más productivos.

No olvides que las herramientas han sido creadas para mejorar y optimizar el trabajo, se trata de una de las estrategias para trabajar en equipo que mejor pueden optimizar el tiempo y mejorar la productividad, pero el uso inadecuado de alguna o el desconocimiento por parte de los empleados de su funcionamiento, puede tener un efecto completamente contrario en los resultados obtenidos. Nunca olvides el foco: la productividad.

No te enfoques en el “yo” sino en el “nosotros”

Cuando comienzas un proyecto como freelance y pasas a crear una empresa, puede resultar complicado dejar de centrar todo en ti, y sobretodo, delegar y confiar en el trabajo de los demás. Un buen primer paso es comenzar a hablar en plural. La comunicación lo cambia todo. Pasar de la primera persona del singular (yo) a la primera persona del plural (nosotros) es un pequeño-gran paso para tu proyecto. Aunque no parezca un cambio trascendental, lo cierto es que solo con cambiar esas dos palabras conseguirás mucha más confianza de tus empleados y que estos sientan el proyecto como parte de ellos, involucrándose en un mayor grado. Además, tus clientes también comenzarán, poco a poco, a aceptar el cambio y a valorar a tus empleados como tú mismo lo haces.

Tarde o temprano, notarás los resultados. Los clientes ya no reclamarán únicamente tu atención, valorarán a tu equipo cada vez más y tú podrás continuar con tu trabajo como líder, gracias a delegar tareas de las que otros pueden encargarse.

Objetivos comunes

Otra de las estrategias para trabajar en equipo que no pueden faltar es la de establecer unos objetivos comunes. Una vez más, es algo que no siempre es tan fácil como parece, pues generalmente somos emprendedores que comenzamos nuestro proyecto en solitario y que muchas veces no hemos encontrado la separación necesaria entre nuestros objetivos personales y nuestros objetivos profesionales. Sin embargo, en el momento en que comienzas a formar a un equipo para tu empresa, es fundamental que, al margen de sus conocimientos y formación, tengas en cuenta sus objetivos laborales.

Compartir unos valores y filosofía de trabajo es mucho más importante que fichar al mejor profesional en cuanto a conocimientos técnicos. Para formar un equipo hay que ver más allá de los curriculums vitae de cada miembro, hay que saber si conectan entre sí, si comparten intereses suficientes como para crear una cultura de empresa coherente.

Delegar y confiar

En la línea de lo anterior, es importante que como líder aprendas a delegar y confiar en el trabajo de tu equipo. Si no lo consigues fácilmente, puede ser debido a dos motivos:

  1. No has elegido a los profesionales adecuados para que formen parte de tu equipo.
  2. Continúas pensando en singular y no en plural cuando hablas de tu empresa. 

El primer caso, tiene fácil solución. Busca a nuevos profesionales que de verdad te inspiren confianza. Más allá de su curriculum vitae, es necesario que te sientas identificado con su trabajo y filosofía a la hora de ponerlo en marcha. En el segundo caso, el problema está en ti: no estás preparado para crear un equipo.

Crear sentido de pertenencia

Aunque la comunicación y unos objetivos compartidos, tal y como hemos explicado anteriormente, hacen mucho por establecer ese sentido de pertenencia, como líderes hemos de saber generar ese equilibrio y unión entre las personas que trabajan juntas en nuestra empresa. Crear una cultura de empresa en positivo, donde todos estemos al tanto de algunos detalles sobre nuestros compañeros, es algo que puede mejorar mucho la relación personal entre el equipo, y con ello, que el flujo de trabajo sea mucho más ameno y enriquecedor. 

Pequeños detalles como organizar una cena de empresa de Navidad o añadir los cumpleaños del equipo al calendario de la empresa, marcarán la diferencia. Son pequeñas ideas y estrategias para trabajar en equipo mucho mejor.

Celebra los resultados

El aprendizaje en positivo es algo cada vez más extendido en el ámbito educativo. Está claro que los errores hay que analizarlos para no tropezar de nuevo en la misma piedra, aprender de ellos, pero tan o más importante es celebrar los resultados y compartirlos para motivar al equipo.

Cuando trabajas en equipo es importante no señalar con el dedo a la hora de buscar responsables de los aciertos y errores. ¡Hay que saber compartirlo todo! Quizás un compañero se haya confundido en un pequeño detalle… pero si ha habido un verdadero error ha sido por culpa del equipo, pues alguien debería de haber supervisado esta tarea ¿no? Lo mismo ocurre con los grandes aciertos, es importante que todos sepan los resultados obtenidos para motivar su actividad y compartir el trabajo bien hecho. 

Potencia lo mejor de cada miembro

A veces, nos empeñamos en organizar el trabajo de otros sin realmente analizar cuales son sus actitudes y aptitudes más destacables. Si conocemos a nuestro equipo y pedimos a cada cual que haga aquello que mejor se le dé y/o que más le guste hacer, conseguiremos unos resultados mucho mejores. Sin duda, una de las estrategias para trabajar en equipo que deberías de comenzar a plantearte ya mismo para mejorar tus resultados.

Esta claro que para ello tendrás que conocer a fondo a las personas con las que trabajas, pues por mucho que las hayas contratado en función de una experiencia y formación, lo cierto es que los talentos no suelen estar plasmados claramente en un curriculum vitae. A medida que trabajes con una persona, lograrás ver mejor sus talentos más destacables, y una vez los tengas identificados ¡aprovéchalos!

Motivación del equipo

No olvides que como líder deberás saber motivar a tu equipo. Piensa en ese profesor de la escuela que realmente conseguía la atención de los alumnos, quienes estaban encantados de aprender con él, piensa en el capitán de un equipo de fútbol que haya logrado generar una unión única entre los miembros, donde más allá del deporte se encontraba la amistad, piensa en todas esas personas que te inspiren e inspiren a miles de seguidores (desde el Papa a Gandhi). Todas ellas son personas que pueden ayudarte a mejorar tu instinto como líder. Lee sus biografías y trata de aplicarte el cuento.

Y sobretodo, recuerda que cada persona es un mundo, y no para todas un mismo elemento sirve como motivación. Hay quien se verá motivado por un plan formativo en la empresa, y quien prefiera flexibilidad horaria para compatibilizar su trabajo con su vida familiar. Trata de escuchar, entender y empatizar con cada miembro del equipo para entender sus motivaciones.

estrategias para trabajar en equipo

Tiempo para formarse y reflexionar

Algo que cada vez se valora más, especialmente en trabajos donde las exigencias de actualización de conocimientos son altas, es el tiempo para la formación y la reflexión. Por ejemplo, en el ámbito del marketing digital, donde cada día salen cosas nuevas, resulta fundamental que todos los miembros del equipo se formen en su día a día. Contar con un departamento o persona especialmente centrada en formación que pueda generar contenidos y resúmenes rápidos, o incluso, pequeñas reuniones formativas, es una posibilidad que podremos valorar como estrategias para trabajar en equipo.

Otra opción es externalizar esta tarea contando con profesionales expertos en formación de ese tipo de perfiles. Por ejemplo, en Academia de Consultores tenemos un programa especial para agencias donde todo tu equipo puede tener acceso a nuestros entrenamientos y conseguir sus certificados formativos o actualizar sus conocimientos siempre que quieran.

Descubre cómo certificar a tu equipo de Marketing Digital

Esperamos que tomes buena nota de nuestras estrategias para trabajar en equipo y multiplicar la productividad, las apliques en tu equipo y nos cuentes cómo te ha ido. Estamos seguros de que notarás que la relación entre los esfuerzos y tiempo invertido, y los resultados obtenidos, es cada vez mejor. Además de que una buena organización de equipo siempre mejora el ánimo de los trabajadores, algo que se nota no solo en su rendimiento sino en el espíritu y creatividad que demuestran en su trabajo del día a día.