Te has formado en el mundo de la consultoría de marketing digital, y continuas haciéndolo, pero ha llegado el momento de dar un paso adelante, y no queremos que lo hagas en falso. Ha llegado el momento de darte a conocer creando tu propia marca personal con el objetivo de que tu trabajo sea percibido con un valor añadido.

La competencia en el sector es feroz, por lo que, como buen marketiniano, tendrás que saber mejor que nadie que la diferenciación y posicionamiento de tu marca personal  es un requisito imprescindible para conseguir tu cuota de mercado. No lo pienses más, y toma nota de estos consejos para desarrollar tu marca personal.

Si no eres bueno en diseño, confía en los profesionales

Que seas consultor de marketing y puedas valorar si un logotipo está alineado con los valores y cultura de una empresa no quiere decir que seas un hacha en diseño de logotipos. Por ello, si quieres que tus clientes confíen en ti por tus conocimientos y experiencia como consultor, antes deberás aprender a confiar en otros profesionales y su trabajo, como son los diseñadores.

Contacta con algunos diseñadores que conozcas o que descubras por la red, y de los que te guste su trabajo. Pregúntales cuanto costaría su trabajo para el diseño de tu logotipo, teniendo en cuenta que eres experto en marketing, y que por tanto, toda la primera fase sobre definición de valores será cosa tuya. Seguramente esta primera colaboración para crear tu imagen de marca personal podrá ser el primer paso para una larga relación profesional, pudiendo contar con ese diseñador siempre que algún cliente necesite un cambio de imagen pero no tenga equipo de diseño.

Escucha a quien te conoce, de verdad

Pide opinión, y no solo a ese “colega” del sector con el que te llevas tan bien y “sabe de lo que hablas”, sino también a personas cercanas, que te conocen bien. Tus padres, hermanos, y por supuesto, a tu abuela, personas que te han visto crecer y evolucionar y que probablemente puedan saber más de ti y tus valores que tu mismo.

Recuerda que tu marca personal no puede ser un “cuento inventado”, ha de ser lo que realmente eres. De lo contrario, llegarás a ciertos clientes con expectativas difíciles de cumplir.

Tu marca personal no es solo una intención, ha de ser un hecho

El mundo, y probablemente tu cabeza, está lleno de pretensiones y ideas, pero solo en tus manos está ponerlas en marcha. Con esto queremos decir que, por mucho que tengas un diseño increíble y un plan de branding personal, si no lo echas a andar nunca podrás recoger sus frutos.

Crea una completa estrategia de marca personal y comunicación de la misma: web, redes sociales, blog, plan de contenidos, eventos… ¡Hazte ver!

Paso a paso, se hace el camino de tu marca personal

Es importante que pienses tu marca personal como algo evolutivo, cíclico. No olvidemos que somos personas, en continuo crecimiento y aprendizaje. Por eso, no pasa nada si no eres hoy quien quieres ser, lo importante es que lo consigas en un futuro y no mientas a tus clientes al respecto.

Si tu consultora de marketing estratégico está formada por una sola persona, céntrate en tu marca personal, hazla crecer, ya tendrás tiempo a ampliar horizontes con una empresa y nueva imagen asociada a tu trabajo cuando crees un equipo completo.

Es más, puedes comenzar como consultor únicamente de un área del marketing online, por ejemplo, redes sociales, y luego ir ampliando tus miras en función de tu formación y experiencia. Paso a paso, se hace el camino.

Inspírate en tus grandes ídolos

Si siempre has tenido un ídolo (deportista, actriz, científico, literato…) lee su biografía antes de plantear tu marca personal. La atracción que has sentido por esa persona seguramente ha sido por identificarte con ella en algún aspecto. Así, leyendo su vida probablemente podrás inspirar la creación de tu marca personal, darte cuenta de algunos valores que compartes con este personaje, y lo más importante, ver cómo este gran ídolo de masas utilizo ese carácter para darse a conocer.

No olvides tampoco hacer un análisis de otras personas de tu mismo sector, grandes consultores de marketing digital a nivel internacional y profesionales que están en niveles inferiores y que te pueden dar una idea de los pasos a seguir para diferenciarte de ellos. Internet es un mundo de colaboración y transparencia, muchos profesionales cuentan sus errores y meteduras de pata en la red, así que no dudes en seguir esta información para no tropezar con la misma piedra.

Si caminas solo, irás más rápido; si caminas acompañado, llegarás más lejos

Parafraseando este proverbio chino nos encontramos uno de los mayores consejos que podemos darte: ¡colabora! Consigue sinergias y compañeros de viaje que puedan ayudarte y a los que puedas ayudar.
Resulta muy común conocer a gente en el mundo del marketing digital que provienen de distintos campos formativos: informática, diseño, empresa y comunicación. Si consigues colaboradores de cada uno de los campos y creáis un grupo interesante con valores similares el resultado puede ser realmente potente.

Sinceridad, accesibilidad y tesón

Se sincero con tus seguidores y mantente accesible a ellos. A veces, la espontaneidad e instantaneidad de las redes sociales hace que algunos seguidores puedan mostrarse impacientes por recibir tu respuesta. Si bien es cierto que es imprescindible contestar siempre, también es importante hacerlo bien, tomándote el tiempo que necesites y siendo siempre claro y sincero. Si no sabes la respuesta, lo mejor que puedes hacer es ser claro, y si puedes, darle la referencia de otro profesional que probablemente sí sepa darle una solución.

Mantener la compostura ante las críticas y no responder ante ataques personales son otros dos consejos que esperamos tengas en cuenta para evitar una crisis de marca personal.

En definitiva, crear y mantener una marca personal es cuestión de sentido común. Una buena imagen profesional puede ser el principio de una larga y fructífera carrera en el mundo de la consultoría de marketing digital.