Seleccionar página

¿A cuantos se os ha ocurrido la brillante idea de montar un ecommerce para comenzar vuestro negocio en la red y en cuanto habéis pedido un par de presupuestos de desarrollo habéis visto que vuestro sueño se esfumaba? Si os habéis encontrado en esa situación o similar, tenemos una gran noticia para vosotros: ¡Podéis vender por Internet sin tienda online! Es más, no es que haya una formula ni dos o tres de hacerlo, es que hay hasta 6 formas diferentes de vender en Internet sin necesidad de desarrollar una plataforma de ecommerce. 

No cabe duda de que una tienda online tiene sus ventajas a la hora de crear catálogos de productos a tu medida, gestionar los pagos y centralizar todo tu comercio online, y probablemente a la larga te plantees desarrollar una. Pero para comenzar, si lo que quieres es hacer una prueba en el mercado, puedes hacerlo sin necesidad de invertir en este elemento de venta online. Las opciones que os vamos a plantear para vender por Internet sin tienda online, y así ahorrarnos una buena partida presupuestaria del lanzamiento, son las siguientes: vender por redes sociales (Facebook, Twitter o Instagram), vender a través de marketplaces, aprovechar las posibilidades del crowfunding o vender gracias a una buena estrategia de email marketing y automatización. 

A continuación, os mostramos cómo utilizar cada una de estas fórmulas para vender por Internet sin tienda online. ¡Toma nota y plantea cuantas dudas tengas en el apartado de comentarios de este post!

vender por Internet sin tienda onlineVender en Facebook

Como bien sabes… ¡todo el mundo está en Facebook! Y aunque pueda resultar un tanto contraproducente hacer que todo un negocio dependa exclusivamente de una plataforma ajena como es Facebook, lo cierto es que probablemente sea la mejor forma de comenzar. Si aún te estás preguntando por qué, te vamos a poner un ejemplo:

Si no existiera Internet y tuvieras que vender unas lechugas de tu huerto… ¿dónde irías a venderlas? Te damos dos opciones: a) A una isla desierta. b) A la plaza más céntrica de la ciudad, donde siempre hay gente paseando. Supongo que la respuesta la tienes clara, ¿verdad? ¡El mejor lugar donde podemos vender es aquel donde la gente pasa su tiempo! 

Dicho esto, veamos los pasos a seguir para vender en Facebook sin tienda online:

  1. Si aún no la tienes, tendrás que crear una fan page.
  2. Ir a “Configuración” y a “Editar página”.
  3. En el apartado “Plantillas” da a “editar” y seleccionar la opción de “compras”. Así, aparecerán una serie de pestañas preestablecidas para tener una tienda online en Facebook. Además, podrás cambiar el orden de las pestañas simplemente pinchando y arrastrando.
  4. Pincha sobre “Configuración” en la pestaña “Tienda” y asegúrate de que está activada.
  5. Accede a tu página principal y haz clic sobre “Tienda” para configurarla. En la parte superior podrás describir qué se vende en tu tienda y dando al botón “añadir productos” podrás ir creando tu catálogo con fotografía, nombre y descripción de cada uno, además de poder añadir ofertas y variantes (ej. color, talla…) de un mismo producto.

Con esto ya tendrás creada tu tienda online en Facebook con tu catálogo de productos. Recuerda también crear una cuenta de Paypal o buscar alguna otra forma para gestionar tus pedidos. El funcionamiento de esta tienda es que cuando un usuario se interese por tu producto te escribirá un mensaje privado para así resolverle las dudas y gestionar el envío y el pago de la compra. Resulto este tema, ahora ya solo te quedará explorar todas las posibilidades que ofrece esta red social para promocionar las ventas a través de Facebook Ads y los bots de Facebook.

Si te interesa utilizar esta fórmula de Facebook para vender por Internet sin tienda online, te recomiendo nuestro anterior post ¿Cómo vender por Facebook? Ideas, trucos y estrategias así como los entrenamientos de ADC:

Vender en Twitter

Otra red social donde también encontraremos muchos usuarios, y a través de la cual podemos vender por Internet sin tienda online, es Twitter. A pesar de que ha eliminado el famoso botón “Buy Now” de entre sus funcionalidades, si tienes ya cierta visibilidad en esta red social, quizás puedas utilizarla de una forma sencilla (y artesana) para conseguir ventas.

La idea es promocionar tus productos a través de los propios Tweets. En este caso, te damos cuatro consejos para que tu estrategia de ventas en Twitter funcione:

  1. Creación de los tweets: recuerda mostrar claramente el producto (con una imagen), su nombre y características aprovechando al máximo el escaso espacio que nos permite Twitter.
  2. Links con más información: en el caso de Twitter siempre sería importante tener una web de apoyo para ampliar información que puede ser un simple WordPress donde subamos nuestro catálogo de productos con documentación ampliada, información sobre pagos, envíos, precios…
  3. La regla del 10 x 1: no centres tu comunicación en la venta de forma exclusiva, o los usuarios se cansarán de ti y perderás followers. Según la regla del 10×1, cada 10 tweets de valor para tus seguidores, solo 1 debería ser de promoción o venta.
  4. ¡Apuesta por la publicidad!: pretender vender en Twitter sin a penas una comunidad y sin inversión en publicidad puede acabar en un desastre total. Aprovecha las posibilidades que ofrece Twitter Ads para hacer llegar más lejos tus productos y promociones.

Un truco que funciona muy bien en Twitter para vender es… ¡la escucha activa! A pesar de que llevamos años hablando de la importancia de que las marcas escuchen al usuario en la red, no todas lo hacen como es debido, y por ello, las que sí lo hacen son vanagloriadas por el usuario. Muchos usuarios plantean sus problemas y necesidades en la red, así que, si logras detectarlos a tiempo y ofrecerles la solución (tu producto) antes que cualquier otro, seguramente valoren muy positivamente tu aportación. Por ejemplo, si vendes teléfonos móviles cuya característica más destacable es la alta durabilidad de la batería y ves como un usuario se queja en Twitter de lo poco que dura la batería de su móvil… ¡es tu oportunidad para ofrecerle tu producto!

Recuerda que Twitter no nos ofrece tampoco nada relacionado con el sistema de pagos y envíos, así que eso tendremos que organizarlo por otra parte, creando una cuenta en Paypal o pidiendo el pago por transferencia bancaria, por ejemplo. Así como viendo distintas posibilidades de envío con las empresas de mensajería.

 

Vender en Instagram

Esta red social que crece a pasos agigantados es también otro de los canales a través de los cuales puedes vender por Internet sin tienda online. Y aunque podrías tratar de vender como en Twitter, el mayor problema de esta red es que no permite generar URLs clicables excepto para publicaciones promocionadas con Instagram Ads. Así que, la inversión en publicidad es prácticamente imprescindible.

Sin embargo, existen plataformas especialmente pensadas para vender en Instagram, como son: like2buyliketoknow o soldsie. Todas ellas nos facilitan todo el proceso de venta, aunque otra solución algo más “arcaica” si no quieres usarlas es poner en la URL de perfil tu web con un completo catálogo de productos e indicar en la descripción que se aceptan pedidos por mensajería privada. Hay muchos pequeños negocios que lo hacen así hoy en día en Instagram, pero evidentemente si tu negocio toma cierto calibre será importante cambiar pronto de sistema de ventas online para optimizar el proceso.

El poder de los Marketplaces

Podríamos decir que un marketplace es el mercadillo de toda la vida llevado al mundo online. Un lugar donde todos pueden montar su escaparate de productos y ponerse a vender. Existen marketplaces generales para todo tipo de productos (como Amazon, eBay, AliExpress y Rakuten) y otros especializados por temáticas (Etsy para productos artesanos, Skillshare para cursos online o Directodelcampo.com para productos naturales y ecológicos).

Es importante que, antes de decidir en qué marketplaces presentar nuestros productos analicemos el tipo de clientes que acuden a cada uno de ellos. Además, ten en cuenta estas ventajas y desventajas de los marketplaces:

  • Ventajas de los marketplaces:
    • Tráfico y visibilidad asegurada. Si no quiere invertir en publicidad ni tiene experiencia en marketing, esta será una de las razones que probablemente más le convenza para vender a través de marketplaces.
    • Gestión de transacciones con garantías gracias a los sistemas antifraude que suelen ofrecer todos los marketplaces. No obstante, es importante informarse de las características particulares de cada uno en concreto.
    • No necesitas invertir en desarrollar una tienda online, por lo que el ahorro en costes está asegurado.
    • Algunos marketplaces ofertan también el tema de la logística, por lo que prácticamente te puedes olvidar de todo y simplemente dedicarte al desarrollo de producto.
  • Desventajas de los marketplaces:
    • La reducción de márgenes, por la comisión que se quedará el marketplace y que es diferente en cada caso. También existen cuotas fijas, al margen de ventas, que es importante tener en cuenta.
    • El posicionamiento SEO a favor del marketplace en vez de su propia web. El marketplace cuenta generalmente con expertos en SEO y medidas especiales, además de mucho más contenido que tu web, por ello, si comienzas vendiendo en un marketplace y luego montas tu ecommerce, probablemente tus productos continuarán estando mejor posicionados para venderse a través del marketplace que a través de tu propio ecommerce.
    • Mucha competencia y “la guerra del mejor postor”. Especialmente si vendes productos genéricos que también ofrezcan otros distribuidores entrarás en una lucha de precios que no es para nada recomendable. Probablemente en el propio marketplace habrá varios vendedores que ofrezcan tu mismo producto a distintos precios y el usuario final lo tendrá claro: ¡el más barato!
    • No tienes libertar para mostrar los productos como desearías, tendrás que ajustarte al tamaño de imágenes y descripciones que el marketplace ofrezca de forma estándar, algo que irá en tu contra si quieres generar marca.

 

Crowfunding para vender sin inversión alguna

Aunque con sus particularidades, el crowfunding es otra forma de vender por Internet sin tienda online, y mejor aún… ¡sin inversión alguna! Para quien no haya oído este concepto antes, os explico en qué consiste. El crowfunding o micromecenazgo consiste en solicitar dinero para poner en marcha un proyecto, pero acudiendo a la gente en general y no a los bancos. Y aunque este sistema existe desde hace mucho tiempo, lo cierto es que Internet lo ha revolucionado y ampliado creando plataformas realmente completas que permiten toda la gestión de todo el proceso, desde la propuesta del proyecto con las distintas opciones de participación y venta, hasta la venta misma, la gestión de pagos y los consiguientes envíos.

En este caso, estamos hablando de una venta puntual y masiva que ha de ser realmente atractiva para que los usuarios sientan interés por ella, por lo que deberían de ser productos exclusivos e ideas realmente originales.

Algunas de las plataformas de crowfunding online a través de las cuales podéis vender por Internet sin tienda online son:

  • Kickstarter: plataforma internacional para todo tipo de proyectos.
  • Goteo: enfocada a iniciativas ciudadanas, proyectos sociales, culturales, tecnológicos y educativos.
  • Verkami: pensada para la financiación de artistas, creadores, diseñadores, colectivos…
  • Lanzanos: para todo tipo de productos o servicios.
  • Ulule: para todo tipo de proyectos creativos, solidarios e innovadores.

Vender por Internet con email marketing y automatización

Hay quien no tiene presupuesto para desarrollar una tienda online, y sin embargo, cuenta con un alto potencial gracias a una gran base de datos de potenciales clientes. De esta situación suelen partir muchos blogueros que llevan años ofreciendo contenidos y tienen un newsletter interesante para el que han conseguido una amplia lista de suscriptores, o bien, tiendas físicas con bases de datos de sus clientes por haberles ofrecido una tarjeta de fidelización. Otra buena forma de partir de una base de datos de clientes es realizar concursos y sorteos en redes sociales.

Dicho esto, si tienes una base de datos de usuarios y te gustaría vender a través de ella puedes crear un funnel de ventas con automatización para que al final del proceso, quién esté interesado en la venta, pueda contactar contigo directamente y realizar la compra sin necesidad de tienda online. Eso sí, una web y/o la creación de landing pages específicas, siempre serán buenos recursos para potencial la venta de tus productos o servicios.

Este sistema funciona muy bien a la hora de ofrecer servicios como asesorías o consultorías, pues la venta final se acaba finalizando con una reunión por Skype o cara a cara. Pero también podemos aplicarlo a la venta de productos físicos.

Para vender por internet sin tienda online y utilizando este sistema, os recomiendo los entrenamientos que podéis encontrar en Academia de Consultores sobre: Automatización y Funnels y Automatización de marketing con Active Campaign.

 

Espero que estas ideas para vender por Internet sin tienda online os hayan resultado interesantes. No dudéis en compartir con nosotros otras ideas o dudas que os puedan surgir al respecto comentando este post.